Momento individual
  1. A partir de la reflexión de los temas propuestos para esta unidad (identidad individual, colectiva, cultural y nacional), el participante debe realizar un análisis sobre el tema de identidad en su contexto.

Momento socialización


2. Publique su aporte en el que integre las características que ha identificado y su relación con el desarrollo humano

Construcción colectiva


3. Haga revisión de los aportes que hacen los demás participantes a este tema.

Quienes participan en está temática: IDENTIDAD NACIONAL, conformarán equipo en el que planteen algunos lineamientos orientadores para la construcción de una propuesta para el fortalecimiento de la identidad en el marco del desarrollo humano.
Una vez definidos los lineamientos, preparar una presentación para socializarla en el segundo chat académico.
Escriba sus aportes


Caracteristicas de la identidad nacional y su relación con el Desarrollo Humana


INTRODUCCIÓN
La identidad en términos generales se puede definir como un estado de conciencia, el sentimiento más o menos explícito de pertenecer a un grupo o categoría de personas, o formar parte de una comunidad.
“La identidad es la respuesta a la pregunta ¿quién soy yo?”.
¿Qué entendemos por identidad nacional? Según el historiador y filósofo Bernardo Subercaseaux, está comprendida por el conjunto de rasgos relativamente fijos, que se relacionan a cierta territorialidad, a la sangre y al origen, como una esencia inalterable formada por un pasado remoto. Según el Psicólogo Carl Jung, para la psicología social, es el reflejo del inconsciente colectivo que se expresa en diversas ideas y acciones sociales; y se transmite de forma genética de generación en generación, obviándose el proceso de aprendizaje y socialización.

RAZONES DE LA DISPLICENCIA DE LOS COLOMBIANOS POR SU IDENTIDAD
Todos somos dueños de una identidad nacional y eso es incuestionable; sin embargo, no todos nos sentimos orgullosos de ella, ni la vivimos plenamente. Pertenecemos al estado Colombiano, vivimos en su territorio y estamos regidos por sus leyes. Pero, ¿vivimos, los colombianos, dentro de una nación? definitivamente, no.
Para constituir una comunidad nacional es necesario construir un sentimiento de comunidad. En Colombia no se dio; por el contrario, se fragmentó. A comienzos del siglo XIX, se logra la independencia pero con ella no se concretaron la igualdad ni la autonomía. La mayoría de la población pertenecía a un estrato social discriminado; y el estado estaba conformado únicamente por españoles y criollos. Para justificar el dominio criollo se usaron argumentos basados en las desigualdades económicas, sociales y biológicas. Los criollos se sentían más identificados con la cultura peninsular, y los indios sentían que eran excluidos y apartados. Simplemente no pertenecían.
La primera causa importante del problema la encontramos entonces en nuestro pasado histórico.
Otra de las causa del problema nace en las patologías del Sistema Político en que vivimos. Hablemos del concepto estado-nación, éste se configura como elemento fundamental del desarrollo del sistema capitalista y de hecho ha sido el garante de regular las relaciones sociales que permitieron a las burguesías la obtención de ganancias; relaciones como creación de un mercado interno, relaciones salariales, libre circulación de capitales, etc.; no pueden ser generadas y sostenidas, sino a partir de límites territoriales precisos, y un consenso dentro de esos límites que involucre a toda la población; aquí es donde se convierte en un elemento imprescindible la identidad nacional; con la edificación de los estados nacionales modernos, la identidad se volvió un asunto de estado. El estado se convirtió en el gerente de la identidad para lo cual se instauran reglamentos y controles. “En la lógica del modelo del estado-nación está ser más o menos rígido en materia de identidad". Mirado así existe un nacionalismo y por ende una identidad nacional de los grandes terratenientes, cuyo nacionalismo es básicamente un nacionalismo telúrico y su identidad nacional no va más allá de generarse mecanismos ideológicos que tienen que ver con la renta agraria; también existe un nacionalismo en la alta burguesía, ya que para éstos el territorio y sus fronteras tienen el valor de un punto de apoyo para conquistar el mercado mundial; la identidad de la clase media y la pequeña burguesía, ocupan la posición intermedia entre las dos principales clases de la sociedad, y tienen la inclinación ingenua de creer que están por encima de todas las controversias, disidencias y discrepancias de clase; en el fondo le tienen un miedo terrible a cualquier conmoción social, puesto que ello les significaría la amenaza de un quebranto y de tornarse pobretones; el trabajador necesita comer; y, para eso, más que otros, necesita trabajar. La desocupación le significa algo desagradable. Su lucha por mejorar sus condiciones de trabajo sólo puede tener lugar allí donde el obrero trabaja. El lugar de trabajo y la lucha (la base estratégica) se da en un territorio nacional delimitado. En consecuencia al no existir una Identidad Nacional sentida, si no impuesta o sugerida, es frágil y voluble.
Otra importante causa la encontramos en la globalización. Este término tan usado en los últimos tiempos, tiene una alta incidencia en lo que respecta al forjamiento de la identidad nacional. A pesar de que este fenómeno abarca a todos los países, impone los patrones de los países más desarrollados, lo cual genera la idea, reflejada con mayor notoriedad en los jóvenes, de que las tendencias extranjeras son siempre mejores que las propias. Ello produce que nos alejemos más de nuestras tradiciones y costumbres, y adoptemos otras que nos hacen ser supuestamente mejores.

PROBLEMÁTICA COLOMBIANA
Los problemas que los colombianos debemos afrontar son:
• Desde el punto de vista social, la displicencia creciente de identidad nacional y fragmentación de identidades socioculturales, la falta de integración y comunicación entre movimientos sociales, la impudencia exclusión social y política y el empobrecimiento de grandes masas, han hecho inmanejables los conflictos en el seno de las sociedades, a la vez que imposibilitan las respuestas constructivas a tales conflictos.

• En lo económico, el sistema de dominación sufre actualmente cambios profundos, donde inciden de manera sustancial la mundialización de la economía, el auge del capital financiero con su enorme poder concentrador, la crisis del Estado de Bienestar, la creciente participación del complejo militar en la vida económica de los países, y los múltiples efectos de las sucesivas oleadas tecnológicas en los patrones de producción y consumo. En consecuencia, se genera en Colombia el aumento de la pobreza y como compensación a ella el dinero fácil, con todos sus apéndices.

• En lo político, la ineficacia de las instituciones representativas frente a la acción de las elites de poder financiero, por la internacionalización creciente de las decisiones políticas y por la falta de control que la ciudadanía tiene sobre las burocracias públicas; la tecnificación del control de la vida social, la carrera armamentista y la falta de una cultura democrática arraigada en la sociedad; la configuración de un universo político carente de fundamento ético, el más grande y fragrante transgresor de los derechos humanos, la corrupción política generalizada.

• Los anteriores puntos acopiados dan origen y justificación, con razón o sin ella, al complejo conflicto Armado en Colombia.


LINEAMIENTOS PARA LA CONSTRUCCION DE UNA PROPUESTA FORTALECEDORA DE LA IDENTIDAD COLOMBIANA

Teniendo como premisa los tres postulados en los que se basa el DESARROLLO HUMANO:
1. El desarrollo se refiere a las personas y no a los objetos. Este es el postulado básico del Desarrollo a Escala Humana.

2. Las necesidades humanas fundamentales son finitas, pocas y clasificables, Las necesidades humanas fundamentales son las mismas en todas las culturas y en todos los periodos históricos, lo que cambia, a través del tiempo y de las culturas, es la manera o los medios utilizados para la satisfacción de las necesidades.

3. No se habla de pobreza, sino de pobrezas. cualquier necesidad humana fundamental que no es adecuadamente satisfecha revela una pobreza humana. La pobreza de subsistencia debido a alimentación y abrigo insuficientes; de protección debido a sistemas de salud ineficientes, a la violencia, la carrera armamentista, etc.; de afecto debido a1 autoritarismo, la opresión, las relaciones de explotación con el medio ambiente natural, etc.; de entendimiento debido a la deficiente calidad de la educación; de participación debido a la marginación y discriminación de mujeres, niños y minorías; de identidad debido a la imposición de valores extraños a culturas locales y regionales, emigración forzada, exilio político, etc.

Podríamos entonces concluir que “en el DESARROLLO HUMANO las necesidades humanas fundamentales son atributos esenciales que se relacionan con la evolución; los satisfactores son formas de ser, tener, hacer y estar que se relacionan con estructuras; y los bienes económicos son objetos que se relacionan con coyunturas”. (Desarrollo a escala humana Cepaur)

Con la mirada en éste horizonte, y consientes de la problemática colombiana, nuestra propuesta es quizá simple pero compromete voluntad y tiempo.
La propuesta se aplicaría en varias etapas:

Primera Etapa:

Auto reflexión. Permitirá tomar conciencia de nuestras características, carencias y potencialidades más profundas.
Podríamos aplicarla en varios pasos
1. Concientización.
1.1. Concientización primaria, las personas que somos privilegiadas en Colombia y tenemos acceso a Educación, debemos reflexionar en la importancia de fortalecer nuestra identidad nacional, y de mejorar la realidad de nuestro País.
1.2. Argumentación, para lograrlo debemos colmarnos de conocimiento al respecto para no ser rebatidos sino al contrario absolutamente convencidos y convincentes.
2. Difusión
2.1. Primero a los iguales, para que éstos se concienticen y sean multiplicadores.
2.2. A los sociedades independientes como asociaciones de profesionales etc.
2.3. A los entes universitarios, sinérgicos de conocimiento.
2.4. Etc.
Segunda etapa
Estimular la participación social activa.
La participación social activa en las decisiones del gobierno tanto nacional, departamental y municipal, se traduce en demandas de cambios, en soluciones reales y coherentes; estimula la conciencia crítica, y a medida que se alcanzan objetivos se aumentan las expectativas de participación y se multiplican los actores sociales. Como se estimula la participación:
1. Atacando la apatía electoral
1.1. Eligiendo y siendo elegido
1.2. Haciendo uso de los reglamentos y normas constitucionales creados para la participación activamente de la sociedad civil.
1.3. Etc.
2. Participando en movilizaciones pacificas, foros, etc.
3. Protestando de manera pacífica por las acciones, que viniendo de cualquier ente, nos afecte la identidad nacional, los derechos fundamentales, y el medio ambiente.
4. Etc.


Tercera etapa
Estimular la solidaridad social

“Hay más hambre en el mundo por amor y por ser apreciado, que por pan”
Madre Teresa de Calcuta.

Debemos dejar un poco de lado el ¿quién soy yo? y preguntarnos ¿quiénes somos? Somos dueños de grandezas y de un pasado que no nos deja surgir, un pasado que muchas veces pretendemos olvidar y dejar de lado, pero también de un futuro que es nuestro y de nuestros descendientes. Empecemos por nosotros mismos, que el ejemplo es educador silencioso.

CONCLUSIÓN
“Colombia es un mendigo sentado en un banco de oro” (1) y será así hasta que le demos la valoración que merece, hasta que nos sintamos parte de nuestra cultura y comprometidos con ella. Colombia, es un país de distintos rasgos, es producto de muchas identidades y eso nos hace aun más valiosos y prolíferos en recursos humanos. La educación debe profundizar en el conocimiento de lo que somos y no las ideologías que han sido creadas para la exclusión.






(1) Emulando a Maucci cuando hace referencia a América latina.
SONIA LUCIA